La primera necesidad de la vida es un techo. Guarecerse de la naturaleza. La primera plegaria pide protección. El primer signo de vida es el dolor. Si la creación tuvo un objetivo, éste está oculto y sólo puede ser descubierto por ciertos signos intangibles, nunca por la evidencia de lo que sucede. (John Berger, “El pájaro Blanco”)