Poema inédito: “Óbito”, por Yaki Setton

Yaki Setton (Buenos Aires, 1961) ha publicado, entre otros libros de poemas, La apariencia espléndida (2006), Nombres propios  (2010), La educación musical (2013), Lej lejá (2016) y El beso (2018).

1.

Seguís ahí riéndote a carcajada abierta, señora mía,
y no hay nada que te frene y seguís mientras una
tras otro corremos por detrás tuyo bien tomados
de la mano hacia dónde, porqué, para qué; siempre!
Y no, no hay ni dobles sentidos ni atajos
que nos puedan llevar hacia otras tierras
otros mundos, otras vidas. Vamos, susurrás
sin hesitar, vamos, tirás de la cuerda con esa suavidad,
me mostrás tus mocos, tus dientes blancos; 
me refregás tu hocico íntimo por lo poco que tengo
en este rostro y sí, mi querida, ya sé: no hay leprosario 
real donde escondernos en este mundo.

2.

Guadaña de por medio agitás el pescuezo,
¡me sacás la lengua y escupís para arriba! No hay perdón 
que te valga ni plegaria que alcance: sos única y bendita 
por donde te mire y no, no me vas a dejar; 
incondicional, en tu amor eterno me esperás justo 
al costado del camino y yo también, sí yo también, 
sin baratijas ni espejos; quieto te espero.

3.

Me visitás cada día y cada noche
sin pestañear desnuda y me dibujás
en el firmamento de esta cama bien
servida, en este cielo tan cerrado. 
Aquí está mi cabeza ya separada 
de su cuerpo y me acariciás dulce
y sin piedad el corazón tan agitado, lento 
de sangre, pobre de oxígeno; apenas si late, 
no hay lamentos ni rezos para él, tampoco 
himnos ni siquiera existe un buen adiós.

Yaki Setton

Buenos Aires, EdM, abril 2020

*Imágenes  de El séptimo sello, Ingmar Bergman, Suecia, 1957